Velando y Orando en todo tiempo

Las palabras Velando y Orando, deberían de ser parte fundamental del cuerpo de Cristo, estas dos palabras debemos de mantenerlas presentes en nuestra mente, si bien, Cristo Jesús dijo en su Palabra en Mateo 26:41: “Velad y Orad, para que no caigamos en tentación”, y a la vez su Palabra nos motiva a permanecer despiertos Velando y en Oración para esperarle. Veamos entonces a lo que Cristo se refirió con estas hermosas palabras para nuestra vida.

Velando y orando

La iglesia debe de llenar sus lámparas hoy más que nunca, para el encuentro glorioso con Cristo.

Antes de analizar las dos palabras, me gustaría que analizaras la siguiente palabra como algo espiritual, como algo que debe de ser visto de una manera no literal, es decir, no en la carne, sino espiritualmente.

Significado de Velar

Velad – Esta palabra se refiere a mantenernos como centinelas despiertos (DB), pero no está hablando de mantenernos todas las noches como soldados literales esperando a que Cristo llegue; no, se refiere en sí, a que Cristo quiere que seamos centinelas espirituales, quiere que nos mantengamos velando para que el enemigo no nos vaya a distraer mientras honramos su nombre. Quiere que estemos atentos para escuchar su voz, quiere que estemos despiertos esperando en su poder y en sus promesas, quiere que estemos escudriñando su Palabra para llenarnos de su presencia en cada día que pasa.

La Palabra también nos muestra que «Velar», viene a ser un acto simbólico, en donde debemos de mantener nuestra lámpara interna encendida. Recordemos que velar, se refiere también a la noche o madrugada, por lo que una lámpara es necesaria, para llevar la luz y para alumbrar en el mundo, cuando nosotros velamos, el Señor está poniendo nuevo aceite en nosotros, simbólicamente somos lámparas. Recordemos que la Palabra nos advierte en velar y estar constantemente atentos a su voz en su Palabra, esto nos ayuda a mantenernos firmes para esperar su Gloriosa Venida, cómo unas lámparas encendidas, pero necesitamos de aceite fresco cada día.

El aceite que nos sirve para velar (espiritualmente), es simbolismo del Espíritu Santo, por esa razón su Palabra también nos dice que ella “es nuestra Lámpara y Lumbrera” (Salmos 119:105) porque su Santo Espíritu es luz en nuestra vida. Cuando nosotros tenemos en claro que el velar, va más allá de mantenernos despiertos espiritualmente, comprendemos entonces que la Palabra se está refiriendo a que debemos de caminar en el poder de su Espíritu Santo. Nosotros tenemos la autoridad sobre toda obra del maligno, nosotros hemos sido llamados para ser vencedores por la Sangre de Cristo, por lo tanto necesitamos estar llenos de su aceite poderoso para permanecer despiertos para esperarle con ansias, y reconocer que sin su Santo Espíritu, no somos nada, pues Él es el motor que nos inspira a caminar en su luz y en su Palabra.

Si tienes el aceite del Espíritu Santo, tu eres una lámpara en este mundo, por lo tanto debes de brillar con la luz del evangelio para poder traer a más vidas, hacia la luz de Cristo que brilla en tu corazón.

Significado de Orar y Velar

La oración – es aquella que nos ayuda a comunicarle a Dios las cosas que sentimos desde lo profundo de nuestro corazón, ya sea de una manera hablada, o en nuestra mente…

Debemos de tener algo en claro, la palabra Velar, siempre irá ligada a la oración, puesto que el velar es parte de la oración, la oración nos ayuda a mantenernos en vela, esperando en la hermosa aparición de Cristo. Al orar, nuestra alma está en constante comunicación con Cristo, el autor y el consumador de la vida. Ambas cosas deben de ser importantes para lograr mantenernos vigilando y velando. Nuestra alma estará siempre apegada al Señor, cuando oramos, mantenemos una comunicación amistosa con Dios.

Debemos de recordar, que la oración no solamente se debe realizar en ciertas ocasiones, la oración puede ser en nuestra mente, cuando vamos por las calles, nuestra mente puede estar en comunión con Dios, en la escuela, universidad, en el trabajo, en la casa etc. podemos estar orando y pidiendo por nuestra vida, y sobre todo clamando misericordia por nuestras almas.

Cuando nos encontremos en alguna situación, podemos platicar con Dios, expresarle aquellas cosas que le diríamos a un amigo. Es tan fácil hablar en oración con Dios. Comienza a pedirle por tu vida, y anhela comentarle cómo te sientes, por medio de su hijo amado Jesucristo, aprovecha para pedirle que te dirija por el buen camino de su verdad.

Al estar haciendo estas cosas, nuestra alma se regocija en el Señor, porque estaremos atentos para escuchar el sonar de la Trompeta, para luego partir hacia las mansiones celestiales que Dios nos tiene ya preparadas a cada uno de nosotros.

Cuando logramos entender estas palabras, el Señor nos dará esa llenura que necesitamos, nos dará ese fuego a nuestra vida, para que podamos ser vencedores por medio de su hijo amado Jesucristo. Además la oración es un arma poderosa, que nos ayudará a mantenernos lejos de cualquier tropiezo o tentación, que pueda apartarnos de la mano poderosa de Cristo. Por esa razón, la invitación que Cristo hace a orar, es para evitar caer en situaciones que nos vayan a perturbar en nuestro caminar con Dios.

Este tipo de comunión con Dios –sobre todo en oración-, te ayudará a mantenerte en Vela, puesto que Dios mismo te dictará al corazón, las cosas que Él quiere que hagas en tu vida. De esa manera pasarás de ser un espectador a un soldado y guerrero (a) de Cristo. Es importante estar velando y orando en todo tiempo. No debes de esperar a que alguien más lo haga por ti, debes de tomar la iniciativa de caminar en su luz y en su verdad por ti mismo, recuerda que cada persona dará cuenta de sus propios actos, y será una bendición darle buenas cuentas a Dios.

En la Biblia encontramos, que toda persona que se encuentre esperando a Cristo, en oración y velando por su propia alma en súplica, va a tener la oportunidad de salir a recibir al esposo (Mateo 25:6), ese clamor se escuchará “¡Allí viene el esposo!” y todas aquellas lámparas que estén encendidas en el fuego que sólo el Espíritu de Dios nos puede dar, estarán preparadas para recibir a Cristo en las nubes, ya que ese texto bíblico nos muestra un ejemplo de lo que ocurrirá cuando el Esposo venga por su iglesia.

¿Cuánto tiempo debo de orar?

En la Biblia nosotros podemos leer que Cristo se refirió a sus discípulos un tanto molesto diciéndoles: « ¿No habéis podido velar ni una hora?» Cristo se refirió al tiempo en que los discípulos debían de orar (Mateo 26:40) en ese momento, por esa razón mencioné en un principio que el Velar está ligado a la oración. Esto demuestra que una hora de oración, puede ser una cuota puesta por Cristo de acuerdo al ejemplo, pero es evidente que puede ser el tiempo que cada persona desee hacerlo, hay personas que podrían orar muchas horas, e inclusive días. Pero dependerá del sometimiento personal, y el crecimiento espiritual que cada persona desee obtener en Cristo.

Recuerda que orar, puede traer un crecimiento muy grande a cada persona, por ejemplo la Biblia nos muestra que por medio de la oración nosotros lograremos obtener victoria sobre cualquier tentación, nuestra mente y el mundo, está lleno de tentaciones, y las tentaciones muchas veces son las causantes de que muchas personas se arriesguen a perderse del evento glorioso llamado Arrebatamiento, por tal razón, procura con diligencia, mantenerte en continua comunicación con Dios, mantén tu lámpara espiritual encendida, para esperar el retorno Glorioso de Cristo en las nubes, que esta pronto a suceder.

Es importante que mantengamos un corazón humillado ante la presencia de Dios, un corazón que le diga: “¡Padre de la gloria! Tomame en tus brazos, levantame el día que vengas por tu iglesia, no permitas que me vaya a quedar, dame por favor la oportunidad de entrar al cielo por medio de tu hijo amado Jesucristo, yo quiero hacer tu voluntad, quita de mi toda mancha, toda obra del maligno que no me permita ingresar a tu gloria, ten piedad, y compasión de mi vida, y la de mi familia… ¡Amen!”

E.D.

Es tiempo de estar preparados, mantén tu lámpara que es “tu propia vida” en el poder del Espíritu Santo, para que cuando Cristo aparezca ¡De repente! venga sobre ti y pueda encontrarte haciendo su bendita y hermosa voluntad. Por tal razón es tiempo de estar ¡Velando Y Orando!

Categoria: Arrebatamiento

Comentarios (17)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. danyel dice:

    eso es metafisica no entrevere las cosas

  2. luisa dice:

    Excelente su exposición , es una verdad solo nosotros somos lo que debemos entender y alimentar nuestro espíritud porfa me podría dar su correo o donde lo puedo seguir en las redes sociales.

  3. diego dice:

    Dios les bendiga y les guarde no desmayen

  4. Ulises dice:

    Muy bién, es el mensaje para nuestros tiempos, ya que Cristo puede venir en cualquier momento y ya tengo el mensaje para hoy domingo, predicare en mateos 25 acerca de las virgenes prudentes e incensatas.

  5. Ana Jorge dice:

    Dios les bendiga gracia y paz para usted. Excelente análisis extrañaba sus mensajes no se que pasaba no los estaba recibiendo. Gracias al Señor por tenerlos de nuevo. Dios les siga enriqueciendo.

    • ED dice:

      Gracias a Dios que nos permite continuar en esta carrera final. De igual manera el Señor bendiga tu vida, es un gusto poder ser de bendición y a seguir Velando y Orando, para poder ver a todo el Cuerpo de Cristo en una misma fiesta. 🙂

  6. Juan Luis Santiago B dice:

    Gracias a Dios por ustedes hermanos de este sitio La Ultima Generación, me gozo en el Señor que siga activo.

    Me encontraba triste porque no sabia que pasaba con el sitio ya que bastante tiempo dejaron de publicar información.

    Pido a Dios en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo que los guarde y los proteja hermanos y a mi hermano ED, así también les siga bendiciendo el Señor abundantemente para hacer la obra de alertar a su pueblo.

    De su hermano en Cristo
    Juan Luis Santiago B
    Oaxaca, Mexico

    • ED dice:

      El Señor bendiga tu vida de igual forma, gracias por tus oraciones. Estamos de vuelta como soldados firmes esperando encontrarnos con Cristo en las nubes, y esta vez seguimos anhelando su Venida con mayor fuerza. Bendiciones. 🙂

  7. Victor Jara dice:

    Amen!!!!!!!
    Por fin vuelvo a leer sus excelentes mensajes. Paz de Jesús a ustedes.

    • ED dice:

      Gracias a Dios por que nos permite continuar. Y sea para él toda la gloria. La Paz de Cristo para tu vida.

  8. Juan dice:

    Es una bendición cada Publicación , mi Señor les bendiga abundantemente…Seguiremos orando ,hasta la venida de nuestro amado y bendito Salvador…

    • ED dice:

      Gloria a Dios. Evidentemente el pueblo de Dios, debemos de estar en continua comunión con Dios, y como dice su Palabra “cuando veamos estas cosas que sucederán”, hablando de lo que hoy ocurre en el mundo, como señal de que su Venida esta pronta. D.T.B.

  9. Claudia Corona dice:

    Solamente muchísimo agradecimiento a nuestro Dios por su Palabra expuesta aquí y que los siga utilizando hasta que Él venga por nosotros . Gracias hermano ED como siempre son de gran bendición a mi vida.

    • ED dice:

      Es un gusto poder contribuir a la obra de Dios y poder compartir la Palabra de Dios. Adelante en el Señor. Bendiciones.

  10. Jonathan dice:

    Wow. Que palabra hermano E.D. Que el Señor siga bendiciendo su vida. Fue de mucha bendición este post. Mi corazón necesitaba esto. Anhelo la venida de Cristo. Velando y Orando llegaremos a hasta ese encuentro con Cristo en las nubes. Muchas gracias por compartir de nuevo. Ya le extrañábamos. Bendigo su vida y ministerio. 🙂

    • ED dice:

      La gloria sea para Dios. Me alegra que te fuera de bendición. De igual manera sea tu vida y familia bendecida. Así que a velar y a orar, para que Dios obre en justicia en cada una de nuestras vidas, y vengamos ante su memoria cuando decida levantar a su amada iglesia. D.T.B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *