La epidemia y la Biblia

Las epidemias no llegan por obra de la casualidad o por algún hecho que no fuese aprobado por Dios primeramente, para los que somos fieles creyentes a su palabra, tenemos que saber que es necesario que todo esto acontezca en el mundo.

Veamos que nos dice la palabra de Dios sobre las pestilencias.

En estas escrituras, estamos siendo testigos en vivo y a todo color de varias profecías Bíblicas, aunque hemos visto pestilencias con el pasar de los años pero estas no podrían interpretarse como señales de fin, porque varios de los hechos se dieron antes que Israel fuese nación.

Ahora bien, dice la palabra de Dios que la generación que viéramos florecer a la higuera en este texto bíblico (Mateo 24:32), ellos serían testigos de lo que conocemos como arrebatamiento.

¿Qué tiene que ver esto con la epidemia gripal de porcino?

Ahora si vamos al punto que quiero llegar.

La palabra de Dios nos ha dicho que la generación que fuésemos testigos de ver florecer a la higuera, (Israel) esta seria La Última Generación, por eso mismo una cantidad de personas me decían, “Oye pero eso es mentira, hemos visto miles de generaciones pasar y nunca ocurre nada” aquí está el punto, porque esas generaciones no fueron testigos del nacimiento de Israel, ahora somos nosotros los que vimos crecer a Israel como nación.

El 14 de mayo de 1948, Israel se declara estado independiente y hasta ahora solamente han pasado 61 años, esto quiere decir que hay gente viva que vio nacer a Israel como nación, esto significa que esta generación aun vivimos y no ha pasado.

 

Esto quiere decir que estamos parados sobre la generación que describió Jesucristo.

Una generación dura de 60 a 70 años, esto quiere decir que hasta ahora llevamos 61 años cumplidos.

Ahora bien, la Biblia nos muestra que para que Cristo venga la tierra tendrá principios de dolores y uno de ellos son las pestilencias, veamos estos textos bíblicos. Lucas 21:11

Tenemos que hacer una pausa, recuerden que últimamente Dios está mostrando señales en el cielo, Dios está mostrando terremotos en todas partes del mundo, esto quiere decir que esta profecía está cumplida, y ahora ha llegado el turno de las pestes en el mundo entero.

Esto demuestra que el señor le está mostrando al pueblo de Dios, que el tiempo está cerca, cerca puede ser hoy que lo recibamos en las nubes, cerca puede ser de 1 a 10 años pero hay razones bíblicas para creer que estamos más cerca de lo que imaginamos.

Estas pestes son bíblicas, pero recuerden que hay un texto bíblico que nos alienta cuando veamos estas cosas ocurrir.

Mirad que no os turbéis.

Cuando Jesús menciona, aun no es el fin, es porque él sabe que tiene que cumplirse gran parte del Apocalipsis para que el final del mundo llegue. (La Iglesia de Dios no veremos cumplir la ira de Dios descrita en Apocalipsis)

Entonces Jesús nos dice no os turbéis, porque esto tiene que acontecer.

La gente que aún no conoce de Dios se turbara y esta turbada, más nosotros tenemos que saber que nuestra redención está cerca, esto quiere decir que Cristo esta pronto a llevarnos junto con él, como lo prometió en su palabra.

En este momento estamos siendo espectadores de los principios de dolores, los cuales están siendo cumplidos en nuestras propias narices y ahora solo nos queda encomendarnos a Dios y santificarnos.

Al mismo tiempo les recordamos a las personas que aún no aceptan a Jesús en sus corazones y no abandonan sus caminos pecaminosos, que Cristo les está esperando, esto solo es el comienzo de las plagas más horribles que vendrán al planeta tierra en la gran tribulación.

 

Categoria: Pestes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *