La desaparición de abejas es drástica

La desaparición de abejas creció dramáticamente a partir del 2012, reveló una encuesta, que confirmó el desequilibrio ecológico en el planeta; en Estados Unidos casi una tercera parte de abejas desapareció o murió el último invierno, el pasado invierno fue mucho más peor que el anterior, en donde más del 45% de las abejas y colonias desaparecieron.

Desaparición de abejas

La desaparición de abejas es dramática.

A partir del año 2012 se notó un aumento de la desaparición de abejas, y tal parece que cada verano el número aumenta, dejando pérdidas económicas a gran escala. El problema generado por la desaparición de abejas, no solamente afecta a los Estados Unidos, la misteriosa desaparición se transformó en una epidemia global, afectando el ecosistema en diversos países y su medio ambiente.

El fenómeno es conocido por sus siglas en inglés como CCD (Colony Collapse Disorder – Síndrome del Colapso de Colonias), y que se conoce por la desaparición de las abejas obreras de una colonia, repentinamente ellas desaparecen y muchas veces no dejan rastro alguno.

La desaparición de abejas ha dejado historia en la apicultura, de hecho son varios nombres por el que se conoce el fenómeno, en el año 2006 aumentó dramáticamente la desaparición de colonias completas, y es entonces cuando el síndrome recibe el nombre de Colony Collapse Disorder; en un principio se creía que las desapariciones estaban ocurriendo masivamente en el Norte de América, pero más tarde los apicultores europeos, notaron que el fenómeno era similar en España, Suiza, Alemania, Holanda, Francia, Grecia, Portugal e Italia, estos países también han resentido la desaparición de abejas, causándoles pérdidas económicas.

Los investigadores creen que algunas de las causas que contribuye al deterioro de nuestro medio ambiente, es el abuso de utilizar diversos tipos de pesticidas, acetamiprid, cloatianidina y imidacloprid, plaguicidas entre otros, el uso desmedido ha causado que desde el 2005 las abejas resientan en el ambiente los pesticidas, causando que cada año las cifras de muertes aumenten dramáticamente.

Algunos estudios realizados por personas independientes demostraron que algunos de los pesticidas que afectan a las abejas, no fueron previamente detectados, la toxicidad contribuyó a que se mezclara en el polvo y el polen, siendo letal en un promedio más lento, y su existencia se encuentra en canales de riego, y en el suelo. Los neonicotinoides fue el componente que hizo levantar la voz de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, quien decidió hacer una revisión en el 2013, concluyendo que los neonicotinoides, son un verdadero riesgo para las abejas, y los prohibió.

Algunos hombres como el Dr. Will Spencer, sospecha que los contaminantes, y la desnutrición de los cultivos modificados genéticamente, están causando que las abejas se enfermen, pero dijo que una abeja bien alimentada, es muy fuerte e inmune al resistir hongos, virus, parásitos, bacterias y al CCD que está afectándoles actualmente.

Pese a las diversas hipótesis, aún no se ha logrado esclarecer el alto número de abejas muertas, aunque otras teorías sostienen que la muerte de las abejas se debe a la mezcla de virus, hongos, pesticidas, parásitos, insecticidas, y sobre todo a la radiación magnética causada por las torres y antenas de los teléfonos inalámbricos y celulares, pero todo ha quedado en teorías, ya que no existe alguna explicación científica con informes realmente oficiales, que determinen la dramática muerte de abejas, y su misteriosa desaparición.

Los gobiernos todavía no han ofrecido detalles sobre qué se debe de hacer para proteger a las abejas, y para mejorar el ambiente y prolongar su vida.

Albert Einstein y la desaparición de abejas

Las abejas contribuyen a la polinización y de acuerdo al Departamento de Agricultor en Estados Unidos, ellas han logrado aportar cerca de 20 mil millones de dólares. Se necesitan tomar más medidas que permitan proteger a las abejas, para que puedan prolongar su existencia.

El físico Alemán Albert Einstein de origen judío dijo en una ocasión: “El día que las abejas desaparezcan del planeta, al hombre le quedarían sólo 4 años de vida”, de acuerdo a las palabras de Einstein  “las abejas son parte fundamental para polinizar el planeta”, si no hay abejas, no hay polinización segura, si no hay polinización, no hay plantas que ofrezcan vida, si no hay abejas, no hay miel ni cera para la producción; hay riesgos que la desaparición de abejas pueda causar la muerte de miles de plantas.

Categoria: Temas Interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *