De las tinieblas a la luz admirable – Testimonio completo

LUG | 1 Comentario

El testimonio del evangelista Alejandro Cardona, demuestra lo que vivió a temprana edad, cuando decidió seguir una vida llena de vicios, su testimonio es tan impactante, que le sorprenderá, al escuchar su relato al encontrarse con la misma muerte. A pesar de la rebeldía de Cardona contra Dios, Dios tenía un propósito con la vida de Cardona, las diferentes situaciones que vivió, hoy es un claro ejemplo, de que Dios sigue llamando con misericordia a todos los que procedan al arrepentimiento.

De las tinieblas a la luz admirable

De las tinieblas a la luz admirable por Alejandro Cardona

A continuación el testimonio del Evangelista Alejandro Cardona:

De las tinieblas a la luz admirable [Testimonio]

Extractos del testimonio:

…Cuando llegué a unos 50 metros de la casa, aquel muchacho salió, era él en efecto, se aproximó a mí, e inmediatamente lo detuve para conversar con él, empecé a relatarle lo que el Dr. me había dicho y le confesé que no podía dejar de beber, una sonrisa extraña se dibujó en el rostro de aquel muchacho, y de pronto llevó sus manos al bolsillo y me dijo, “Alejandro yo tengo algo mucho mejor que el alcohol, no te va a causar ningún daño”… cuando me alejaba me dijo; “Alejandro que no te vea la policía, y si te sorprenden no digas quien te lo vendió”. Momentos más tarde me encontraba junto a un campo en medio de aquella obscuridad, tanto nocturna como espiritual, empecé a fumar aquel cigarrillo con mucha ansia, queriendo encontrar en el completa satisfacción, pero no fue así. Porque en este mundo no hay nadie ni nada que pueda apagar la sed del alma. Solamente Jesucristo quien dijo: “Más el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed jamás”…

…Aquella noche en vez de encontrar satisfacción para mi alma, sufrí un descontrol en mis 5 sentidos, y lo único que logre fue agregar un vicio más…

En aquel instante un valle de sombra de muerte me cubrió, y debajo de aquel automóvil empecé a gritar, pero no gritaba de dolor, porque mi cuerpo de la cintura a los pies estaba dormido, gritaba de angustia y de terror porque en aquel momento sentí palpablemente que la muerte estaba a mi lado queriendo introducir sus garras dentro de mi ser, para arrancar mi alma… ante aquella horrorosa experiencia, me acordé de todos los consejos y mensajes que mi madrecita me daba….

Categoria: Testimonios

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Nancy dice:

    Muy bello testimonio. Dios le llamó durante tanto tiempo y tuvo misericordia del hno. Igual con cada uno de nosotros. Nos llama cada día. Gracias Dios por haberme permitido escuchar tu voz y obedecer a tu llamado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *