Tsunami en Chile (Alerta)

LUG | | 0 Comentarios

Que Dios les bendiga (3.30 AM) ricamente a todos mis hermanos en Chile, el día de hoy quiero enviarles una alerta, tómenla bajo la guía del Espíritu Santo. Quiero compartirles lo que hoy pude sentir “en carne propia”, y cuando hablo en carne propia es porque casi lo viví, lo sentí, y por esa razón hoy quiero compartir con ustedes lo que vi a través de un sueño. Nunca he ido a Chile, y tampoco sé cómo está la situación allá, pero hoy comparto esto, quizás el Señor quiere que los hermanos que lean este mensaje estén aprevenidos por cualquier emergencia, sobre todo aquellas personas que viven en las costas chilenas.

Tsunami para Chile

Alerta de Tsunami para Chile.

A las 3:30 AM una experiencia bastante escalofriante me quitó el sueño, y cuando digo escalofriante lo digo literalmente porque me desperté con el cuerpo escalofriado y erizado. Regularmente cuando tengo este tipo de sueños me quedo perturbado, porque vivo la experiencia como si yo estuviera dentro del escenario viviendo intensamente las situaciones.

Las probabilidades de que yo me despierte a las 3:30 AM con un sueño perturbador son una por año, por lo que me veo en la necesidad de compartirles está experiencia.

Lo que vi en el sueño

Estaba yo en una playa, el lugar era bastante bonito, de hecho el lugar me parecía un lugar bastante turístico, el lugar tenía edificios y varias casas lujosas, el lugar era bastante tranquilo y se respiraba un ambiente de paz.

De pronto mientras disfrutaba del paisaje, se sintió un sismo bastante fuerte, no fue un sismo estremecedor, pero en mi experiencia con sismos considero que fue de una categoría 7 aprox., luego que el sismo pasó volteo el rostro para ver la playa, cuando vi hacia la playa me sorprendí, ya que el agua estaba comenzando a perturbarse de una forma bastante violenta, cuando vi aquello, comencé a preparar mis maletas para salir huyendo del lugar. Si vierte agua en un vaso, y la agita circularmente y luego la mueve hacia la derecha y la izquierda, podrá ver un ejemplo de lo que yo vi, pero haga cuenta y caso que está viendo el inmenso mar sacudiéndose violentamente.

Luego me paré en una peña, y vi que la marea estaba subiendo intensamente, cuando me pare en la peña pensé: «Si me paro aquí no creo que me alcance el tsunami», pero luego me di cuenta que el tsunami era capaz de alcanzarme en la peña, entonces decidí salir huyendo hacia un área más alta.

Mientras salía huyendo, mucha gente se quedaba en el camino como si nada estuviera pasando, recuerdo que en el camino me encontré varios amigos, y me despedía de ellos diciéndoles que me iba a buscar un lugar más seguro, pero mientras yo me despedía de ellos, un espíritu de muerte inundaba mi vida, porque sentía que nunca más les volvería a ver. Mientras sentí eso, pasó sobre mi cabeza la Fuerza Aérea de Chile, pero lo sorprendente fue que los aviones eran de color negros.

¿Cómo me di cuenta que estaba en Chile?

En mi afán por escapar del tsunami, recuerdo que manejé por bastante tiempo, y según yo ya estaba a salvo, pero me di cuenta que solo le había dado la vuelta al mar, y había llegado a un lugar en donde la tierra estaba sobre el nivel del mar, cuando estaba viendo el mar tan cerca de mí me espanté, y una joven mujer dijo: ¡Aquí en Chile el mar se nos está saliendo!

Cuando vi el mar venia sobre nosotros, e inmediatamente desperté.

Con el corazón palpitando, el cuerpo escalofriado y erizado, levanté una leve oración por mis hermanos chilenos, clamándole a Dios misericordia por cada uno de ellos, y pidiéndole a nuestro Señor Jesucristo que haga su bendita voluntad en cada una de sus vidas.

Personalmente lamento que muchas de las catástrofes que ocurren alrededor del mundo, tengan que afectar aún nuestras vidas como creyentes, pero debido al inevitable e imparable pecado que el mundo está practicando, muchas veces los creyentes somos afectados por el azote de Dios.

La única esperanza que nos queda es que si morimos, y estamos aferrados en las manos de nuestro Señor Jesucristo pronto nos veremos todos en los cielos.

Pero a mis hermanos en Chile, los que viven en las costas, manténganse prevenidos, y sean prudentes como las cinco vírgenes sensatas pero espiritualmente, también preparen algunas cosas esenciales por cualquier emergencia.

Que el Señor les bendiga ricamente, y sigo orando por ustedes, como también lo he hecho por el resto de mis hermanos de otros países que están sufriendo el impacto de la naturaleza desequilibrada, por la maldad y el pecado que impera en el mundo.

Unámonos en oración, para que Dios mantenga a los suyos en sus manos, y que Él haga conforme a su voluntad ya que el tiempo y las diversas situaciones sólo le pertenecen a Él. Debemos de reconocer que si un pueblo se humilla, Dios puede retirar cualquier calamidad que pueda llegar a una nación, por lo tanto, invito a mis hermanos en Chile a orar, y a pedirle a Dios que guarde a su pueblo.

Categoria: Sueños-Visiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *