Tormenta inusual en EE.UU. mata miles de vacas

LUG | | 0 Comentarios

Varios ganaderos del Sur de Dakota, han reportado que decenas de miles de cabezas de ganado han muerto, tras ser sorprendidos por una extraña tormenta, que les tomó por sorpresa y no les permitió preparar el ganado, que en su mayoría murió ahogado.

Vacas muertas Dakota

Vacas son encontradas muertas y sepultadas en Dakota EE.UU. Foto: BPC.

[laultimageneracion.com] – El cierre del gobierno es quien acaparó toda la atención de los medios locales, y ha impedido que se reporte lo que ocurre con los ganaderos de Dakota, quienes fueron afectados por una extraña tormenta, la tormenta mató a miles de vacas, y dejó incomunicados a muchos pobladores desde la semana pasada, varios blogueros, y diversos mensajes en las redes sociales, fueron los que dieron a conocer la situación catastrófica en Dakota, y que aparentemente los medios más importantes en EE.UU., han dejado pasar desapercibidos.

Las pérdidas que los rancheros están teniendo, no pueden ser auxiliadas por los encargados de suministrarles la ayuda necesaria, debido al cierre del gobierno de los Estados Unidos de América, que no permite que ninguna organización pública labore hasta una nueva orden. Por alguna razón, los medios de prensa, no están informando a los ciudadanos acerca del desastre, quizás se deba al enfoque principal sobre el gobierno.

Una bloguera dijo a TG, que todo sucedió, cuando una tormenta de nieve sorprendió el ganado, aunque el ganado es bastante resistente, el problema fue que las tormentas de nieve son inusuales en esa área, además, el ganado es bastante resistente y pueden soportar una nevada leve, y lo han hecho desde hace muchos años atrás.

Las vacas regularmente se alimentan de pasto verde, y en ese transcurso ellas mismas se van preparando para el clima frio, pero esta vez no ocurrió así, ellas fueron sorprendidas por una fuerte helada y lluvias. La tormenta llamada Atlas, comenzó con una lluvia, y más tarde la lluvia causó barro en el suelo, vientos de hasta 80 millas por hora, convirtiéndole en una especie de huracán, que luego arrojó una gran cantidad de nieve. El ganado comenzó a hundirse en el barro y el fango, y no estaba preparado para el frio.

Algunas de las vacas intentaron refugiarse en zonas bajas, pero no lograron sobrevivir, tras ser sepultadas por una fuerte nevada, dejando a terneros y vacas sin vida. Lo sorprendente, es que la nevada cayó bastante rápida, que en cuestión de minutos, los ganaderos se quedaron de manos atadas, sin poder hacer nada para ir al rescate del ganado.

El desastre ha sido catalogado como “inoportuno”, ya que Washington D.C. se encuentra cerrado, sin poder ofrecer ayuda a los ganaderos, pero peor aún, la carne de res puede subir de precio, si se considera que las pérdidas son excesivas.

Categoria: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *