Pentecostés

LUG | | 0 Comentarios

Durante muchos años se ha sostenido que el Pentecostalismo, fue fundado no hace más de 100 años aproximadamente, pero vemos que esa conclusión a la que supuestos líderes han llegado es una información que realmente no está sustentada por la Palabra de Dios.

El Pentecostés

Que es ser Pentecostés.

Debemos de tomar en cuenta, que hoy en día, hay diversos tipos de doctrinas que se han fundamentado en Pentecostés, las hay desde doctrinas bien centradas en la Palabra de Dios (que es a la que nos referiremos detenidamente), hasta incluso las hay en iglesias lideradas por monjas o catolicismo, y nuevos movimientos conocidos hoy en día como Neo-Pentecostés (más adelante tocaré ese punto).

Podemos agregar que hay una cantidad bastante considerable de doctrinas desviadas basadas en la palabra Pentecostés, pero en esta ocasión no enumerare todas.

La manifestación del Espíritu Santo y su función en la iglesia

La palabra Pentecostés viene de pentekostos, adjetivo que denota quincuagésimo. Esto también significa, el quincuagésimo día después de la Pascua, contando a partir del segundo día de la fiesta. 1 C. 16:8, H. 2:1; 20.16.

También fue dado para las instrucciones divinas de Israel. Ver referencias bíblicas: Éx. 23.16; 34.22; Lv 23.15-21; Nm 28.26-31; Dt 16.9-11.

Después de conocer de una forma superficial, las distintas formas de uso que la Biblia menciona sobre Pentecostés, pasare a explicar el fundamento de lo que hoy se conoce como iglesias Pentecostés; note que no se está hablando de Neo-Pentecostés.

Notemos que en la siguiente cita bíblica, el Espíritu Santo hace su aparición a los discípulos, precisamente en el día de Pentecostés y sobre todo recibieron la promesa que Cristo les había hecho desde un principio, en relato de Hechos 2:1-4, podemos ver todos aquellos sucesos que eran una promesa de Dios, y que fueron cumplidos tal como les había sido prometido.

Notemos que esto ocurrió después de que Jesús partió de la tierra, cuando resucitó de entre los muertos y claramente le dio una promesa para sus discípulos, pero notemos que esta promesa no fue solamente para ellos, sino para todo aquel que cree en Cristo Jesús.

El Espíritu Santo una de las personas de la trinidad, se manifestó con poder y gran gloria en aquel gran día.

Anteriormente el Espíritu Santo obró un milagro en la tierra, puesto que lo vimos ejercerlo en el vientre de María la madre de Jesús Mt 1:18. Cuando el Espíritu Santo llegó a los discípulos en Pentecostés, hizo su manifestación y lo hizo de la forma como lo señala el texto bíblico.

Nota: Anteriormente en el Antiguo Testamento el Espíritu Santo ya obraba en las vidas de varios siervos. Isaías 61:1

De ahí viene lo que hoy conocemos como iglesias Pentecostés. Si sacamos fechas, vemos que esto precisamente ocurrió hace ya más de 2000 años d. C. Entonces queda claro que no tiene un fundamento de tan solo 100 años, como muchos líderes han difamado por el mundo, pero si hay que tomar en cuenta que hay algunas ramas llamadas pentecostales pertenecientes a la confusa doctrina de los solo Jesús.

Mandato de Jesús a la iglesia

Hoy en día, distintas denominaciones o grupos religiosos alegan tener el evangelio puro de la cruz, pero a pesar de tener predicaciones que conmueven y tocan la vida de muchas personas, han olvidado la esencia de la Palabra de Dios, y han omitido el mandato de Jesucristo para la iglesia en la actualidad.

A nosotros se nos acusa de sacar citas bíblicas fuera de contexto, y que el Espíritu Santo, a pesar que le respetan y le admiran, ya no puede operar como ocurrió en el día de Pentecostés.

Sin embargo, veremos que el evangelio de la cruz no solamente es contundente para las vidas de las personas, sino además no debemos de quitarle lo que el mismo Señor Jesucristo dijo antes de su partida.

El evangelio debe de practicarse tal cual es por mandato no de hombre, si no dé el mismo Dios.

En la cita bíblica de Juan 14:26, podemos apreciar cómo se cumple la promesa del consolador, cuando Cristo partiese de esta tierra, el consolador fue enviado para que cumpla en cada hombre que reconoce a Cristo la función de llevarle hacia toda verdad.

Nota: El Espíritu Santo nos recordará todo, esto implica que hoy en día, el Espíritu Santo sigue operando, aunque para muchos esto es una mentira lamentablemente.

Cristo nos dice en Juan 16:7 que era necesaria su partida y conveniente para los creen en su nombre, de lo contrario aquel que es consolador (el Espíritu Santo) no trabajaría como debería de hacerlo mientras Cristo estuviese en tierra firme.

El Señor Jesús dice con claridad que el Espíritu Santo vendría a nosotros, y que es necesario que él se fuera. Nota: Esto no quiere decir que son dos poderes distintos separados, esto significa que el E.S. está obrando como una de las tres personas de la trinidad, formada en un solo Dios.

Algunas personas dirán “yo creo en el Espíritu Santo”, entonces si tú crees en la Palabra de Dios, no basta solamente en creer en ella, debes de practicarla también tal como fue el mandato de Jesús y sus apóstoles para la iglesia.

Cristo nos ha dejado una confirmación en sus palabras y la podemos encontrar en Marcos 16:15-18, en donde notamos que en su nombre, él nos da la potestad de hacer milagros, de echar fuera a los demonios, y esta palabra fue Cristo mismo quien la afirmó, y no viene de la imaginación de algún hombre.

Algunas personas alegan que esta cita bíblica fue solamente para los discípulos. Pero vemos que esta interpretación de la Palabra de Dios es completamente falsa.

1. No hay registros históricos que uno de los discípulos de Jesús fuera a todo el mundo a predicar el evangelio. Esto implica que este mandato es para toda persona que ha salido por el mundo predicando el evangelio.

2. Actualmente se practica el bautismo en agua, como un mandato divino.

3. Actualmente los demonios se siguen sujetando en el nombre de Cristo Jesús. Esto quiere decir que esta palabra no está caducada, sigue vigente y es para todos los que crean en Cristo como su Señor.

4. Jesús dijo que estas señales seguirán a los que creen, si estas señales no están ocurriendo en tu iglesia, es posible que hay algún problema en tu congregación, o simplemente no creen que este poder este vigente, a pesar de que Cristo Jesús y los apóstoles lo afirmaron.

Otra de las maravillas que encontramos sobre esta afirmación se encuentra en Marcos 9:38-39, en donde los discípulos entran en celo, porque un hombre estaba haciendo las señales que Cristo afirmó ‘para los que creen en su nombre’, pero el hombre no seguía a los discípulos, Cristo les dijo que no se preocuparan por él, puesto que no hay hombre que pueda echar fuera a las potestades que esté en contra de Cristo.

Claramente en la cita bíblica vemos que este poder no fue solamente para los apóstoles, vemos con claridad a un hombre que ni siquiera seguía a Jesús, pero echaba fuera a los demonios en su nombre, lo que descarta completamente la idea, de que los dones o el poder otorgado por Cristo era solamente para sus discípulos.

Hablaran nuevas lenguas

Notemos que este mandato, en una cantidad bastante considerable de iglesias, no es ejercido puesto que esto “solo fue para los apóstoles”, aunque está claro que Jesús no dijo que fuese solo para los apóstoles, como vimos en el resto del mandato.

Lamentablemente algunas personas le atribuyen el hablar en lenguas, a un poder demoniaco, mucho cuidado con lo que sale de tu boca, puesto que la blasfemia al Espíritu Santo no será perdonada, y la blasfemia no es solamente hablar cosas contrarias a lo que el Espíritu de Dios puede hacer, es no creer en lo que Dios es capaz de hacer.

En la Biblia vemos que los apóstoles ejercían este mandato, y no fueron solamente ellos, si no lo compartían a quienes les predicaban.

Para lograr ejercer el poder que Cristo otorga por medio de su Espíritu Santo (Hechos 5:32), basta solamente ser obedientes a su palabra.

En la cita bíblica (Hechos 10:45-48), vemos la manifestación del Espíritu Santo, en donde se ve como se derramó sobre los gentiles, quienes hablaron nuevas lenguas, esto significa que eran hombres que no tenían vínculos con los apóstoles. Los gentiles somos tú y yo, pero ahora a nosotros se nos llama el cuerpo de Cristo. Tal como se lee en 1 Corintios 12:27-31.

Palabra verdadera, dada para el Cuerpo de Cristo. Si crees en la Palabra de Dios debe de ser aplicada, tal cual es y no como nuestra mente y conclusiones crean ser las correctas.

Confusiones con el Neo-Pentecostalismo

Lamentablemente, han salido por el mundo movimientos que salieron del Pentecostés tradicional, y que ahora están causando mucha confusión en diversas personas, algunos también hablan en lenguas, profetizan, etc. pero no vienen del Espíritu Santo. Le han agregado nuevos libros a la Biblia, atribuyéndose revelaciones nuevas, completamente falsas.

Encuentros
Palabras proféticas para países o personas sin cumplirse
Venta de aceites con químicos sanadores
Remisión de pecados por medio de una cruz de madera
Libros con visión para hacer más dinero (aunque no es malo hacer libros para edificar).
Evangelio de la prosperidad
Siembra para obtener tu milagro
Un gran avivamiento mundial
Hechos 29 (Libro que no existe)
Hablan Jerigonzas (No son lenguas)
Altares cargados de escenografía mundanas
Vestuarios indecorosos en el altar
Música “Cristiana” sin diferenciarse de la mundana
Practicas extrañas aplicadas solamente para Israel pero ejercidas en iglesias de hoy.
Palabras ofrecidas solamente a hombres de la antigüedad, pero usadas en las iglesias de hoy etc.

Hay mucho que enumerar…

PD: También había olvidado mencionar que la palabra Pentecostales, también se la atribuyeron la religión conocida hoy en día como “Los sólo Jesús”.

Por lo que a los verdaderos creyentes a la Palabra de Dios, que creemos en ella, correctamente trazada, se nos llama Pentecostéses y no Pentecostales, pero tal parece que se ha popularizado mas la palabra pentecostales, quizás por ingnorancia algunos maestros o pastores no han corregido esta palabra en sus altares.

Conclusión:

Muchos han señalado con el dedo, a diestra a siniestra a iglesias Pentecostés, y como dice el dicho, han pagado justos por pecadores.

La mayor parte de personas que señalan con el dedo, y generalizan todo, son personas que no creen en los dones del Espíritu Santo, y no tienen el discernimiento para identificar que doctrina es la correcta, y quien practica lo que la Palabra de Dios demanda, puesto que tienen al Espíritu Santo encerrado, no permitiéndole que haga su función plena y completa en sus congregaciones, como lo enseñaron Jesús y los Apóstoles en la Palabra de Dios.

En estos últimos tiempos, muchos tienen que tener mucho cuidado con los nuevos movimientos que han llegado a distorsionar la verdad en el evangelio. Inclusive, muchas iglesias que se atribuyen enseñanzas de sana doctrina, son enemigas del Pentecostés, aun cuando la enseñanza es clara y contundente en la Palabra de Dios.

Podría seguir enumerando una cantidad bastante considerables de puntos, junto con una cantidad extensa de textos bíblicos que amparan este artículo, pero para llegar a argumentar con mejor detalle todo esto, quizás estaríamos hablando de por lo menos, un libro de unas 300 páginas.

Hay buenos libros de hombres de Dios, como por ejemplo recomendaría: Los Dones del Espíritu y El Fruto Del Espíritu por el Dr. Hiram Almirudis de México, residente en Cleveland, en donde se relata con gran cuidado y detalle, lo que el Espíritu Santo es capaz de hacer hoy, todo bajo escrituras potencialmente sólidas basadas en la Biblia.

Espero que con estos breves puntos, puedas comprender que no todos los llamados Pentecostés están cortados con la misma tijera.

Categoria: Artículos Especiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *