La Llamada que Cristo te hace

LUG | | 1 Comentario

Cuando se vive la vida bajo los deseos carnales, en donde nadie puede observar quien eres, que eres, que hay en tu mente o que hay en tu interior , siempre hay una persona que constantemente esta llamando al corazón, el siguiente video contiene una llamada importante para tu vida, por lo que te invitamos a no perderte La Llamada. Quizás un día el teléfono dejara de sonar, pero hoy puedes contestarlo.

Cristo te llama

Alguien te está llamando el día de hoy contestale.

El teléfono está sonando, ahora solo falta que respondas a su llamado….

Dios está buscando a personas que quieran dejar las cosas del mundo por las cosas que él te propone, estas cosas que Dios quiere para ti es que puedas adorarle con todo tu corazón, Cristo te llama hoy a tu vida, para que puedas obtener el regalo más preciado del mundo, que es tu salvación, en la salvación encontrarás descanso para tu vida, si has corrido por todo el mundo buscando alivio para tu alma, cuando probamos entregarle el corazón a Cristo, podemos notar un cambio en nuestra vida, porque su paz y si gozo cada día te fortalecerá, aun en las pruebas y luchas más intensas, en donde quizás creas que ya no hay salida o solución para esas batallas.

Entregate a Jesús y espera en él, no permitas que el teléfono deje de sonar, al contrario, contestale hoy, ya que te está llamando a tu corazón para ofrecerte una vida mejor, aunque los problemas no terminan tan fácilmente como parecen, pero Dios en su misericordia te levantará.

No permitas que ese llamado termine para tu vida, porque llegará un tiempo en donde muchos querrán escuchar una voz de alerta para sus vidas, pero será demasiado tarde, se acabarán las lenguas y las profecías, y el llamado de Dios a tu corazón cesará si decides desatender a su llamado. No permitas que pase un día más, sin que tu alma este llena de ese amor verdadero, que solamente Cristo puede ofrecerte.

Categoria: Video Reflexión

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Violeta Elizabeth Glez dice:

    Es verdad que en ocasiones estamos muy afanados y aunque tengamos el deseo de orar, decimos al rato , miremos al cielo y y pidamosle a Dios nos de oportunidad de caminar poniendo los ojos en el y no aqui en la tierra pues estamos de paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *