Iba a abortar pero algo la detuvo

LUG | | 2 Comentarios

Una madre joven, quien se dirigía a la popular clínica Planned Parenthood, iba decidida a abortar, ella se encontraba desesperada y buscaba una salida a su situación, y se dirigió a la clínica para abortar, en su mente ella quería escapar de su realidad, y para hacerlo estaba convencida que el aborto era la solución, a pesar que llevaba una batalla entre su corazón y mente, ella sabía que lo que iba hacer era moralmente incorrecto.

bebe se salva de aborto

A la derecha, ultrasonidos de Rebecca Rizzi. Cortesia de: Sherry Pierce

Rebecca Rizzi, fue entrevistada por The Blaze, en donde ofreció su testimonio, sobre lo ocurrido el día que estaba decidida a abortar y dijo: “Sentí que tenía que hacerlo. No había hablado con mi familia desde hacía mucho tiempo, igualmente no lo había hecho con mis amigos”. A sus 24 años de edad, un mar de confusiones atormentaban su mente, sin embargo, ella reveló lo que la detuvo cuando estaba a punto de abortar en la clínica Planned Parenthood.

Ella había tomado la determinación, y se había convencido a si misma de proceder con el aborto, cuando se dirigía hacia la clínica, no contaba con que se encontraría con un grupo Pro-Vida en las afueras de la clínica, ellos estaban de pie con varias pancartas en favor de la vida.

A pesar de que los manifestantes estaban afuera, ella ingresó a la clínica, y se sentó a esperar, de acuerdo a sus declaraciones para TheBlaze, ella alcanzó a ver mucha gente dentro de la clínica, que estaba esperando su turno para abortar a sus bebés, pero mientras estaba sentada esperando, y las puertas se abrían, ella pudo escuchar a los manifestantes. La voz de los manifestantes fue como un sonido profundo dentro de su corazón.

Mientras estaba en el interior de la clínica, decidió que necesitaba tomar un respiro, y fue entonces cuando salió, para su sorpresa, se encontró con una de las integrantes del grupo Pro-Vida “Refugio en el Desierto”, quienes eran los que alzaban la voz en favor de la vida. La joven se acercó a Sherry Pierce, para comentarle si el paso que daría, en realidad haría alguna diferencia.

Pierce del grupo Pro-Vida, dijo que fue Dios quien llevó a la joven hacia ellos: “Verdaderamente Dios la trajo a nosotros… El Señor hizo que viniera”, dijo. Mientras la joven platicaba con Pierce, Pierce le ofreció diversas alternativas para que no llevase a cabo el aborto, incluso le ofreció adoptar al bebé, y ofrecerle todo el apoyo necesario para que lo tuviera.

Rizzi accedió a las palabras sabias ofrecidas por Pierce, y al hacerse un examen médico, le revelaron algo sorprendente,  su embarazo no era de un sólo bebé, ella esperaba dos lindos bebés, la emoción la invadió, y decidió que quería ser una buena madre para sus gemelos. La joven también le ofreció un mensaje a todas aquellas mujeres que están embarazadas, y están atravesando una situación similar, y piensan que no hay salida: “Yo iría en busca de ayuda” dijo, “Yo no sabía cuántos recursos hay para las mujeres que están en mi misma situación. Hay tantas opciones y recursos” dijo.

El ministerio “Refugio en el Desierto” al que pertenece Sherry Pierce, es uno de los pocos ministerios cristianos, que día con día se paran frente a los centros de abortos, con la esperanza de que los padres que se dirigen a tomar el camino de privarle la vida a un inocente, puedan recapacitar a tiempo y desistir de la idea. El grupo no solamente se enfoca en platicar con las personas, Pierce también dijo: “Por supuesto que incluimos un tratado evangelístico, porque no queremos ser solamente otro grupo Pro-Vida común. Es el Evangelio de Jesucristo que tiene el poder para la salvación, y él es quien transforma las mentes y los corazones. Por eso fuimos llamados a ofrecer ayuda, esperanza y advertir” sentenció.

El grupo dijo que ellos tienen unos 30 segundos para llamar a las personas, antes de llegar a la puerta de la clínica para abortos, y en ese lapso de tiempo esperan que Dios haga un milagro. Por su parte Rizzi concluyó  diciendo: “Ninguna mujer en su sano juicio quiere tener un aborto. Me alegra que gané el coraje suficiente para salvar a mis hijas, en medio de tanta incertidumbre”.

Por último, hay diversos centros de ayuda, en la mayoría de países, en donde las madres que están pensando en abortar, pueden acudir y obtener diversas soluciones, para evitar cometer un acto que podría perjudicar la conciencia misma. Un embarazo, es una vida que también tiene el derecho a existir.

Tags:

Categoria: Testimonios

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Ulises dice:

    Por último, hay diversos centros de ayuda, en los países , en donde las madres que estan pensando en abortar, puedan buscar una solución.

  2. cecilia carranza dice:

    Gloria a Dios!!!! no cometio ese pecado,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *