El Infierno por la niña Mahbel Newson

LUG | | 2 Comentarios

Después de que la niña Mahbel Newson nos ofreció su testimonio sobre el Cielo, ahora ella nos relata junto con su madre, una parte de la experiencia que Dios le dio cuando solamente tenía 9 años de edad. “Te mande a buscar para que lleves este testimonio a todo el mundo porque yo voy muy pronto, y todo lo que tú veas y escuches tienes que decirlo”, le dijo Jesús a la niña, y por esa razón ella hoy comparte por órdenes de Cristo, lo que Él mismo le mostró.

Testimonio niña fue al infierno

Niña fue al infierno.

A continuación el testimonio escrito de la niña Mahbel Newson, quien recientemente ha comenzado a ofrecer su testimonio en diversos lugares.

Palabras de la madre de Mahbel Newson:

El día 7 de enero al amanecer ella me dijo que no se sentía bien, me dijo que se sentía muy cansada y le dolía un poco la cabeza, luego la llevé a su cama como ha eso de las 8 de la noche, en ese momento solo se sentía un silencio muy grande, se sentía una paz que sobre pasaba todo entendimiento; al poquito tiempo mis dos niños que son mayores que ella, uno de 13 y el otro de 11 años se fueron a dormir también, como todo estaba tan callado esa noche como a las 9:30 también mi esposo y yo nos fuimos a dormir. Casi siempre nos dormíamos a las 11 de la noche, pero esta vez nos fuimos mas temprano que de costumbre.

Luego que nos fuimos a dormir, paso algo increíble, pasamos toda la noche durmiendo y todo el día y la tarde, fue algo sorprendente, de repente mi hija entro a la habitación tratando de despertarnos; y cuando despertamos ella estaba como transformada, su rostro estaba totalmente cambiado; eran ya unos minutos pasados de las 6 de la tarde, y nosotros también nos sorprendimos que eran las 6 de la tarde; nos sorprendimos porque habíamos pasado toda la noche, día y tarde durmiendo. Aquí no se escuchó el reloj despertador, ni tampoco “sonaron los teléfonos”, a pesar que varias personas nos habían llamado a la casa. Cuando yo vi a mi hija me asusté, porque sus ojos estaban muy rojos y estaban como con sangre, sus labios estaban muy rojos, estaba cambiada por completo; y cuando la fuimos a tocar su cuerpo daba como corrientes eléctricas, ella me dijo:

-Mami yo no estaba aquí, yo llegue ahora en estos momentos, -me asusté mucho mas-, luego me dijo: -Mami anoche cuando me fui acostar, un ángel vino a mi habitación mientras que yo estaba durmiendo, de repente vi tantas luces que me desperté, y era un ángel alto, brilloso y sus luces eran tan fuertes que me caí en la cama de nuevo, pero él me levantó y me hizo señas que hiciera silencio, y me dijo: Vine a buscarte para mostrarte algo, luego me cargó como una bebé en sus brazos, como cargan a los niños pequeñitos, y me saco por el techo de mi casa, y me llevo volando.

Palabras de la niña Mahbel Newson:

El ángel era muy lindo bien alto, hermoso y brillaba mucho, tanto que me hacía daño en mis ojos, y volamos hacia arriba y me llevo al Cielo, cuando llegue al Cielo el Señor Jesús vino y me dio la bienvenida, me dijo: Bienvenida al Reino de los Cielos, y cuando lo vi caí a los pies del Señor y lo adoré, de su rostro salía una luz más fuerte que la del ángel, y le dije: ¡Bendito y alabado seas Señor ¡ el Señor se sonrío y me puso de pie.

Luego me mandó a que me vistiera, dos ángeles me vistieron con una túnica blanca hasta mis pies, la túnica se amarraba con una cinta de oro, muy hermosa, me pusieron unas sandalias de oro, y una corona muy pero muy hermosa de oro y diamantes muy brillosos, también mi pelo se puso muy largo y negro, también en el cielo yo tenía como menos años, porque también yo cambie allá, mi cuerpo se volvió brillante también, y el Señor vino y me agarró de las manos pero yo me solté y comencé a correr, y él reía también, él habla muy pero muy suave y muy lindo, y me preguntó:

-¿Sabes porque tu estas aquí? le contesté no Señor, -él me dijo-:

-Tu estas aquí porque quiero que hables y describas, todo lo que veas y escuches, le dije sí Señor, -volvió hacerme otra pregunta-:

-¿Te gusta esto aquí? le dije sí Señor, volvió y me preguntó:

-¿Te gustaría que tu familia vinieran aquí? le dije sí Señor, entonces me dijo:

-Por eso es que tú estás aquí, porque te voy a enseñar un lugar, para que le digas a todo el mundo que se arrepientan de corazón, para que no vayan al lugar que te voy a mostrar.

Yo todo le contestaba sí Señor, también el Señor me dijo que ha ese lugar iba más gente que al cielo, y que por eso él me mandó a buscar para que diera el testimonio, porque él no quería que nadie vaya para ese lugar, que por eso estaba dando una última oportunidad, luego me dijo:

-Al lugar que yo te voy a llevar es al infierno. Al momento no sentí miedo porque no sabía en verdad que el infierno era así, él me dijo: Yo te voy a llevar pero no tengas miedo porque yo estoy contigo.

Luego me agarró de mis manitas y comenzamos a bajar, y bajamos el Señor y yo, bajamos por unos túneles oscuros y cuando estábamos entrando yo comencé a escuchar muchos gritos de gente, la gente gritaba desesperadamente, pero también había un mal olor horrible, el olor era más malo que la carne podrida, y un calor horrible, era más caliente que una chimenea, seguíamos bajando pero el calor, los gritos y el mal olor cada vez eran más fuertes, yo comencé a llorar porque me estaba dando miedo pero el Señor me decía: No tengas miedo yo estoy contigo, cuando llegamos vi mucho fuego a mi alrededor, también vi a Satanás es muy alto también, tiene las uñas largas, no tiene rabo, pero su cuerpo se veía muy fuerte, y él se reía mucho, su risa era parecida a la de Santa jojojojo; y el Señor me dijo ese es Satanás, también me dijo: Aquí en el infierno está dividido en secciones, la gente que hacían lo mismo en la Tierra están juntos, y aunque estaba muy oscuro podía ver porque el Señor alumbro más con su cuerpo; yo podía ver que estaba dividido en secciones, eran muchísimas personas, y gritaban muy fuerte y los demonios se burlaban de ellos; ellos hacían las cosas repetidas sin parar, y decían ¡YA POR FAVOR DEJENME DEJENME! y cuando ellos paraban los demonios se burlaban y les decían: ¡QUIEN LES DIJO QUE PARARAN! y con un palo de fuego los castigaban.

También había un lodo pegajoso que ellos trataban de moverse pero no podían, y le gritaban al Señor; ¡SEÑOR AYUDAME, SACAME DE AQUÍ, SEÑOR PERDONAME DENME AGUA, AYUDAME SEÑOOOR! y yo lloraba mucho y le pedía al Señor que los ayudara, y el Señor llorando me decía: Es tarde ellos no pertenecen a mí, y las lágrimas del Señor caían, y él decía; Tantas oportunidades que les di para que me entregaran su alma y su corazón y no lo hicieron, ahora no puedo ayudarlos es demasiado tarde, allí estaban los que tenían escuelita de Satanás, y ellos decían ¡SEÑOR DAME UNA OPORTUNIDAD, SEÑOR ME ARREPIENTO! y el Señor en una pantalla me enseñó la vida de ellos, ellos decían aquí en la tierra, que Dios no tenía poder que el que tenía poder era Satanás, y allí estaban gritando, encarcelados, amarrados y torturados por los demonios; en todo su cuerpo tenían culebras grandes, ellos estaban cubiertos de gusanos grandes en todo su cuerpo, también tenían escrito 666, -todos lo tenían- y por ahí les salían gusanos negros grandes, pero los gusanos estaban vivos y no se quemaban.

También vi a los que usan tatuajes y muchos aretes, le pregunte al Señor ¿están ahí por eso? me dijo que si, que ellos también no se arrepintieron y que el cuerpo hay que tenerlo limpio, habían brujos en otras secciones ellos se bautizaban con fuego, y se comían la carne, y gritaban ¡YA POR FAVOR DEJENME AYUDENME, AYUDENME SEÑOOOOR! pero el Señor lloraba y decía que era muy tarde, también me enseño a los que decían que eran cristianos pero no practicaban la verdad, me enseñó la vida de ellos, en la iglesia adoraban a Dios pero bebían y bailaban, no se santificaron, también habían personas que vivían con dos hombres o mujeres a la vez, allí estaban llenos de culebras, gusanos y fuego.

En otra sección estaban los idolatras ellos estaban inclinados, adorando a los demonios. También habían muchas imágenes en el infierno lo cual son demonios, ahí estaba la imagen del niño Jesús, la imagen de la virgen María, animales y diferentes imágenes muy variadas, las adoraban en el infierno, y los demonios y Satanás se reían de ellos, se burlaban y ellos gritaban y les pedían que los dejaran descansar; y cuando querían parar, venían los demonios que estaban detrás de las imágenes y los castigaban con palo y fuego, porque también le aumentaban más la llama al fuego.

También vi que estaban todos los mentirosos y los que vivían de chismosos, el Señor me enseñó su vida y solo vivían del chisme y su lengua crecía y se explotaba y ellos gritaban, también los cristianos que se alejaron de Dios y que no hablaban de la Palabra, su boca estaba llena de cucarachas, gusanos y bichos, y gritaban más fuerte que los otros y le decían al Señor: ¡Señor porque me enviaste aquí si yo predicaba tu Palabra! También una mujer le dijo: ¡Señor porque me enviaste aquí si yo era evangélica! y el Señor llorando le dijo: Yo no envío a nadie aquí ustedes fueron los que decidieron venir aquí, ahora es tarde. Tanto que yo esperé para que me entregaran su alma y su corazón y no lo hicieron.

En otra sección vi a las mujeres que mataban a sus hijos, estaban encarceladas y llenas de gusanos y de lodo, los demonios las atormentaban como con gritos de bebés…

El Señor me dijo que tengo que dar este testimonio, porque toda esta gente ya no tienen ninguna oportunidad, pero los que están vivos Si, él me dijo: Diles que se arrepientan y se entreguen a mí de corazón.

Luego Satanás vino y me agarró y me dijo: ¡TU TE QUEDAS AQUÍ CONMIGO, TU NO VAS A DECIRLE NADA A NADIE! y Jesús le ordenó que me soltara, él le dijo: ¡SUELTALA ELLA ES MIA, ELLA ESTA LAVADA CON MI SANGRE! él inmediatamente me soltó.

También habían unos demonios como si estuvieran trabajando o preparando algo, el Señor me dijo: Lo que ellos están preparando es lugar para los que están vivos que viven la vida sin mí, ellos ya tienen su lugar aquí preparado, a menos que ellos se arrepientan.

Después que tuve el encuentro con el Señor los demonios querían asfixiarme en mi casa, quería gritar pero no podía, querían matarme y se reían, decían que antes que diera el testimonio iban a matarme pero el ángel vino para ayudarme y ellos me soltaron.

Mahbel Newson

Madre de Mahbel:

Saludos de nuestra parte y oren por mi hija por favor para que el Señor se siga glorificando.

Cada segundo que pasa es una oportunidad que el Señor Jesús nos está dando.

Ada Newson

Categoria: Testimonios

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Esther de Viquez says:

    Dios les bendiga, muchas personas piensan que no existe el infierno despues de la muerte pero si existe, la bilia relata la historia del rico y lazaro, que el ´poder de Dios se mueva en estos días que vivimos para que muchos vengan a Jesús y escapen de ese horrible lugar, dale tu corazón a Jesús el te salvará del infierno no te arrepentiras de esta sabia decisión, y los que estan ya en Cristo limpiemonos cada día más en santidad delante de el.

    CRISTO VIENE POR SU PUEBLO Ide Tesalonicenses: 4:16

  2. Maria Velazquez says:

    Gracias fue mas facil oir el video, todavia estoy sin palabras, increible, yo si se que el infierno existe, El Senor Jesus tenga misericordia de nosotros, yo quiero tener vida eterna y no parar a ese lugar tan horrible, Gracias, por este medio comprender la voluntad de Dios y su advertencia, caminar en santidad para estar con el.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *