Depresión Económica sueño

LUG | | 0 Comentarios

No me considero un profeta, tampoco me considero como una persona superior, solamente se que cuando tenemos un corazón contrito y humillado Dios no lo desprecia, y utiliza a la persona que menos pensamos. En varias ocasiones Dios me habla por medio de sueños, y cuando lo hace siempre lo hace por medio de un mensaje que termina impactando mi propia vida.

Sueño de depresion economica

Recreación: el tanque de agua y la pareja que vi.

Dios en varias ocasiones me ha mostrado la vida interna de las personas, solamente nombrare algunos ejemplos como testimonio. Después de los sueños yo he hablado con las personas de su condición espiritual directamente y Dios nunca se equivoca. He peleado y reprendido por medio de sueños enfermedades malignas que han querido destruirme, ellas han sido vencidas en el poderoso nombre de Jesús.

También recuerdo el sueño que Dios me mostró, cuando yo iba junto con una persona que manejaba un trailer, y recuerdo que en el sueño al trailer se le fueron los frenos; y vi claramente como el trailer se hizo pedazos, yo sabía quién era esa persona y le llamé y le dije: Revisa tus frenos porque soñé que te hacías pedazos, a los dos días la persona me llamo diciéndome: “Donde está el hombre de los sueños”, quedé sorprendido porque me dijo que precisamente revisó los frenos del trailer y efectivamente tenían una fuga de líquido de frenos.

Si prosigo contando lo hermoso que Dios es, cuando ofrece un don, creo que no terminaría, en otros artículos he platicado otras experiencias que Dios me ha mostrado por medio de sueños. Hay que recordar que esto de los sueños es un don, y muchas veces no deben de ser mezclados con pesadillas, o mucho menos se debe de poner un sueño como prioridad antes que la misma Palabra de Dios.

Quiero compartir un sueño que ha impactado mi corazón, y lo comparto porque por alguna razón Dios ha puesto compartirlo precisamente a través de este medio.

Lo que vi en el sueño de depresión económica

Me vi dentro de un automóvil, una persona conducía el auto, -nunca me di cuenta de quién era esta persona-. Mientras esta persona manejaba hacia un rumbo desconocido, el auto paró, y de pronto vi a una pareja subida en una especie de tanque para almacenar agua, el tanque era sostenido por cuatro barrillas de hierro y estaba muy alto, su altura era similar a las vallas publicitarias que suelen verse por las carreteras; alrededor tenía un cerco de metal para pararse y darle mantenimiento.

De pronto vi cuando la pareja se abrazó y comenzaron a llorar los dos, era una pareja joven, pero cuando vi aquella escena mi corazón se entristeció y pude sentir el dolor de esta pareja. Mientras los dos se decían algo al oído, tuve un acercamiento con mi vista, algo me hizo que la vista se acercara para verles mejor.

Cuando mi vista se acercó, la mujer estaba bañada en lágrimas, su cara era de color moreno de parecer bello, y el hombre que la tenía abrazada, tenía su piel de color blanco de buen parecer.

Ambos lloraban y restregaban sus rostros sobre el pecho. De pronto la pareja comenzó a verse a los ojos, y se tomaron de las manos, vi que se dijeron unas últimas palabras que no escuché, y sostenidos de las manos lentamente comenzaron a deslizarlas para dirigirse a los extremos del tanque, la mujer se dirigió hacia la derecha y el hombre hacia la izquierda.

Repentinamente, la mujer se dirigió hacia el borde del tanque de agua y de pronto vi que saltó, cuando ella saltó grité inmediatamente ¡ESTO ES UN SUICIDIO! y vi el rostro de la mujer mientras caía, su rostro estaba empapado en llanto y su cara llena de angustia. Cuando regrese la vista para ver al hombre, él también saltó inmediatamente, y le vi caer.

En ese momento le grité a la persona que conducía el auto ¡CONDUCE HACIA ESE LUGAR! Cuando llegamos mi sorpresa fue tan cruel y triste, la mujer estaba aplastada como una tortilla, estaba irreconocible. Mientras yo veía aquella escena, vi que a mi alrededor ya habían policías y periodistas; y escuché algo que me llamo la atención, alguien de la gente dijo: “Pobres, tenían problemas muy serios por la economía, y no soportaron la presión y decidieron suicidarse”.

Luego me dirigí hacia donde había caído el hombre, para su mala fortuna, el hombre había caído en una piscina (alberca) para niños –no tenía profundidad-, cuando llegué para verle, del agua salían burbujas llenas de sangre, y mi corazón se entristeció. En ese momento desperté inmediatamente.

En ese momento mi corazón se sintió triste y le dije a Dios: ¿Padre que significa esto? Entonces esto fue lo que Dios puso en mi corazón.

1. Quizás hay alguna pareja o varias parejas que están atravesando problemas económicos muy serios, y Dios quiere darles una palabra de aliento para su vida.
Yo no conozco tu condición, no sé en donde puedan estar, pero Dios es un Dios de amor y de bondad, no importa quién eres, Dios no quiere que pongas tu mirada en las cosas terrenales, recuerda que el dinero perecerá como lo dice su Palabra (Mateo 6:19-21).

Si tu tesoro está en Dios, no importa la situación crítica que tú estés atravesando, Dios nunca te dejará ni te desamparara, siempre y cuando le pongas a Él como tu prioridad.

El dinero solamente es pasajero

De que serviría poner la mirada en el dinero si al final el alma se perderá por la eternidad, por favor antes de poner la mirada en el dinero hay que darle la oportunidad al Señor Jesús para que gobierne el hogar, déjale entrar y confía en él, su palabra nos dice que pongamos toda la confianza en él.

Por tal razón la promesa es para toda aquella persona que ha puesto su confianza en Él, no en las riquezas de está vida, sino más bien en Dios, quien esta presto para bendecir a toda persona que le cree a su Palabra.

Pero para que esta Palabra se haga viva en el hogar, hay que primeramente creer que Jesús se hizo carne, muriendo por todos nosotros los pecadores y debe de haber un arrepentimiento genuino de pecados. Luego Dios promete proveer no riquezas que sirvan para seguir sosteniendo lujos, sino riquezas espirituales, como gozo, alegría, paz, armonía; y sobre todo, lo necesario para que no padezca de alimentación quien le cree a Él. De una u otra forma Dios proveerá a toda persona que reconozca primeramente a Jesús en el corazón, creyendo y confiando que él proveerá el alimento.

Jesús alimentó a 5,000 personas con unos pececillos y unos cuantos panes, entonces él proveerá el alimento para todo aquel que se arrepiente y cae rendido(a) a sus pies, reconociéndole como el único y suficiente salvador de su vida.

Ten fe, Jesús quiere llenar el vacío que el dinero no ha podido llenar.

Una depresión económica más fuerte

2. También debemos de prepararnos para una depresión económica más fuerte, el pueblo de Dios debemos de estar clamando, se aproximan días de escasez, y solamente el pueblo que esté sujeto de la mano de Dios, podrá sobrevivir a las situaciones que se aproximan.

En una parte del sueño puedo comprender que lo peor de la escasez económica aún no ha llegado, ni siquiera hemos visto nada en comparación a lo que viene, la economía global colapsará de una forma inesperada, debido a que la moneda mundial viene abriéndose paso, y para que ella tome el poder, la economía mundial debe de colapsar en cualquier momento que Dios lo disponga.

Debemos de estar en constante clamor, la mujer y el hombre que vi en el sueño, representa también una cantidad bastante considerable de familias que serán golpeadas por el colapso económico que se aproxima, algunas familias no soportarán y terminarán quitándose la vida, lo veremos en los periódicos y de hecho varios casos ya se están dando, pero estos casos aumentarán, por ello hago un llamado a los hogares, a que se entreguen completamente a Jesucristo, puesto que él es el único que dará la fortaleza por medio de su Santo Espíritu; y quien sostendrá con su mano poderosa a todo aquel que le reciba como su único salvador.

Dios tenga misericordia de la humanidad y bendiga a todas aquellas personas que le han reconocido como el capitán de sus familias.

Categoria: Mensajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *