Dante: “Perdí tiempo en la doctrina errónea de esperar a Cristo mañana”

LUG | | 3 Comentarios

En un elocuente mensaje impartido el día de hoy, en sus programas transmitidos desde Catedral de Cristal; y que son vistos por millones de telespectadores alredededor del mundo, Dante Gebel motivado por su conocida teología de la prosperidad, señaló haber perdido su tiempo en una doctrina “errónea” que enseña ha esperar a Cristo.

Dante y Rapto

Dante habla contra el rapto.



Mientras se dirigía a una multitud de oyentes, Gebel les prédica, y les explicó varias motivos por los que él perdió su tiempo: “Yo perdí tiempo en mis años de estudio, por diversas razones, por tonterías de adolescente, por una doctrina errónea de que Cristo ya venia mañana, y que no había que estudiar etc.”

Audio:

Actualización: Video agregado fuente: Youtube.com

Video donde se ve a Dante Gebel, burlándose del arrebatamiento de la iglesia, e inclusive de los profetas y profetizas que proclaman el regreso de Cristo.

Sin embargo la doctrina de esperar a Cristo mañana, es la doctrina que popularmente se conoce como el arrebatamiento de la iglesia, doctrina que está establecida en la Palabra de Dios la Biblia, y que enseña claramente a esperar a Cristo en cualquier momento.

¿Hay que dejarlo todo para esperar a Cristo?

Aunque Dante Gebel, dijo haber perdido tiempo en una doctrina que le enseñó a no estudiar, la doctrina del arrebatamiento se debe de tomar bajo un punto de vista espiritual y no material.

¿Cómo es esto?

La Biblia enseña que todo creyente no debe de dejar sus labores para esperar a Cristo, en el evangelio de Lucas 19:13 podemos ver un ejemplo en donde se menciona que los hombres y mujeres de Dios pueden negociar, mientras Cristo desciende por su pueblo.

Esto implica que como hijos de Dios no debemos de dejar nuestras labores materiales por esperar la venida de Cristo.

La palabra Negociad abarca todo el aspecto material, esto implica que los jóvenes debemos de estudiar, los niños deben de seguir creciendo, el mundo no se puede parar.

Si estas estudiando para licenciado (a), abogado (a), Dr., cursos para superarte, ¿quieres llegar a ser un chef?, o quieres ser un gran doctor en teología, ¡adelante! el esperar a Cristo no implica que tienes que esperarle sin hacer nada, hay que seguir laborando como si Cristo nunca fuese a venir.

Nosotros los hijos de Dios tenemos la mente de Cristo, que el mundo vea abogados, licenciados, jueces, profesores en las escuelas y que digan, «estos hombres son justos ante la sociedad porque tienen la mente de Cristo». Tomemos los medios de radio o televisión para dar buen testimonio y predicar la verdad de Cristo. Hay que laborar.

Espiritualmente

Este punto es el más delicado, porque tu alma debe de encontrarse limpia, dando buen testimonio en el trabajo, en el colegio, en tu vecindario, debes de demostrarle al mundo que los hijos de Dios somos la gente más inteligente y que camina en integridad; también debes de enseñarle a la gente sobre como arrepentirse, hablarles la verdad escrita en las Escrituras.

No intentes buscar la perfección, porque perfecto solamente fue Cristo, pero procura apegarte a los estatutos bíblicos lo más que puedas.

El arrebatamiento finalmente no vendrá por abogados, por grandes maestros, por grandes empresarios. El arrebatamiento viene por todas aquellas personas que hicieron y predicaron la voluntad de Dios en sus Escrituras, practicando la Santidad en sus corazones.

La Biblia nos enseña que debemos de velar pero espiritualmente, no materialmente. Esto implica que debemos de velar en nuestro espíritu, como si Cristo fuese a venir hoy mismo; y materialmente cumpliendo con lo que Él mismo estableció, hablando del negocio.

Conclusión

No somos una doctrina errónea…

La enseñanza del arrebatamiento no es una doctrina errónea, al contrario es una doctrina que nos ayuda a santificarnos cada día, esperando el momento glorioso de ver a Cristo. No solamente eso, sino que es un mandato obligatorio establecido en la Biblia -nuestra máxima autoridad-, para que todos los verdaderos creyentes en Cristo le esperemos, hoy mismo.

Amado amigo(a) el Señor nos está llamando a un arrepentimiento de corazón, porque él no quiere que nadie perezca, pero para que nadie perezca debemos de practicar la sana doctrina, es tiempo de abrir los ojos y practicar la verdad en Cristo.

Yo no soy nadie para juzgar, pero espero que algún día Dante Gebel pueda despertar de su letargo sueño, y que yo pueda verle predicar como le vi en una noche, llena de poder y unción, hace unos 15 años atrás -si mal no recuerdo-, cuando Dante se arrojó sobre la grama del estadio, repitiendo que sólo era un vaso de Dios y que quería hacer solamente su voluntad. Hoy en día, el Dante del pasado ha muerto, y lejos de verle predicar sobre la santidad, se ha dedicado a desfalcar las provisiones celestiales, inyectando una teología que ha causado daño en mucho pueblo de Dios.

La paz de Cristo

Categoria: zincategory

Comentarios (3)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. gus dice:

    EL HOMBRE QUE PECA CONTRA EL HOMBRE, LOS JUECES LO JUZGARAN. PERO MAS EL QUE PECARE CONTRA JEHOVA QUIEN ROGARA POR EL? hermanos preparemonos y limpiemos nuestras vestiduras y animemonos los unos a los otros sabiendo que la pàlabra se cumple al pie de la letra Porque el mismo señor con voz de mando y trompeta de Dios descendera del cielo y los que hayamos quedado seremos arrebatados juntamente en las nubes para recibir al señor en los aires pues el no retarda su venida sino que es paciente para con todos. orar y predicar a tiempo y fuera de tiempo y como hijos de Dios saber disernir lo bueno y lo malo. para no ser hallados faltos.y mostremos el cambio que Dios hizo con nosotros para buen testimonio. ¡QUE DIOS LOS BENDIGA!

  2. eze dice:

    Por qué pierden el tiempo en estas cosas? No sería mas provechoso predicarle a los perdidos? Si esta persona esta equivocada… Acaso Dios les envío a desenmascarar a los mentirosos o a predicar a los perdidos? Haga lo que se le encomendó y no pierda mas el tiempo. Que la biblia ya dijo que por los frutos los conoceréis…

    • Pablo Cristaldo dice:

      Uno de los versículos sacados de contexto es “No juzguéis para no ser juzgados” (Mateo 7:1). Cada versículo de la Escritura debe ser leído en su contexto, si vamos a entender propiamente su significado. En los versículos 2-5 del mismo capítulo es evidente que el versículo 1 se refiere a juicio hipócrita. El hermano que tiene una viga en su propio ojo no debe juzgar a otro que tiene una paja en el suyo. La enseñanza es clara, usted no puede juzgar a otro de su pecado si usted es culpable del mismo pecado.
      Esos que se aferran a “No juzguéis, para que no seáis juzgado,” al condenar a esos que delatan el error, deberían leer el capítulo entero. Jesús dijo, “Guardáos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas….” (v. 15). ¿Cómo podemos conocer a los falsos profetas si no los juzgamos de acuerdo a la Palabra de Dios? Si conocemos a los falsos profetas, ¿cómo podemos prevenir a las ovejas de esos “lobos rapaces?” A través de toda la Biblia encontramos la enseñanza de que debemos identificarlos y delatarlos.
      “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos” (Mateo 7:16-17). ¿Dijo acaso el Señor que no podíamos juzgar el arbol (persona), por el fruto de su vida y su doctrina? Ciertamente no, porque no pudieramos saber sin juzgar. Todo juicio debe hacerse en las bases de la enseñanza bíblica, y no acuerdo a caprichos ni prejuicios.
      “No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio” (Juan 7:24). Aquí el Señor nos manda que “juzguemos con justo juicio” el cual es unicamente basado en la Palabra de Dios. Si el juicio se realiza bajo alguna otra base, no siendo la Palabra de Dios, es una transgresión de Mateo 7:1. El diccionario dice que un juez es “uno que declara la ley”. El cristiano fiel debe discernir o juzgar de acuerdo a las bases de la inspirada ley de Dios, la Biblia.
      Un fornicario es descrito en 1 Corintios 5:1-13. Pablo “juzgó” (versículo 3) al hombre a pesar de que estaba ausente, y dijo a la iglesia de Corinto que deberían “juzgar” (versículo 12) a los que estaban dentro. La palabra griega para “juzgar” es la misma en Mateo 7:1. Pablo no faltó a “no juzguéis, para que no seáis juzgado” al juzgar al hombre, ni en instruir a la iglesia a juzgar tambien. Todo este juicio fue de acuerdo a la Palabra de Dios.
      Juan el Bautista llamó a los fariseos y saduceos (los lideres religiosos de ese día) “generación de víboras” (Mateo 3:7). Hoy en día, podríamos ser acusados de ser faltos de amor, descorteses y anticristianos.
      Cada mensajero, mensaje, y método, debe ser JUZGADO según la Palabra de Dios. La Iglesia de Efeso (Apocalipsis 2:2) fue aprobada por Dios porque “ha probado a los que se dicen ser apostoles, y no lo son, y los ha hallado mentirosos”, dando a entender claramente que JUZGAR no es opción, es una OBLIGACION de parte de la Iglesia; pero…que podemos esperar de una iglesia paupérrima en doctrina.
      Por supuesto, los que se resistan a la Voluntad de Dios, por ende, se resistirán ante esta Verdad.
      Tito 1:13. Paz.
      Es imprescindible predicar en amor del Evangelio, pero donde estamos cimentados?, que Evangelio predicamos?. Juzgar con juicio justo, y presentar la Justicia de Dios en Jesucristo a las naciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *