Astronauta que caminó en la Luna ahora camina con Jesús

LUG | | 5 Comentarios

Hace varios años que ocurrió el histórico viaje, que llevaría al hombre a experimentar la vida en el espacio, todo comenzó el 20 de julio de 1969 a las 10:56 p.m. Varios años después de que el Apolo 11 tocará la Luna por primera vez en la historia de la humanidad, uno de los astronautas que fue parte del equipo de la expedición de Apolo 16 en 1972, conoció a Jesús como su Salvador.

Charles Duke es cristiano

Charles Duke dice haber conocido a Cristo como su Salvador personal.

El evento de 1969, fue algo histórico para los Estados Unidos. El primer hombre en pisar la Luna fue Neil Armstrong’s, mientras millones de telespectadores contemplaban cómo el hombre conquistaba la Luna.

Recientemente, Charlie Duke relató a BG y CN, lo acontecido en la expedición de abril de 1972, cuando él fue parte de los que pisaron la Luna de esa expedición:

“Apenas y podía respirar” dijo Duke, siendo él quien participó en la misión cómo el enlace de comunicación de controles y astronautas. “Estaba muy tenso, demasiado agitado”, dijo Duke, quien recuerda los momentos que se vivieron mientras la misión estaba en marcha, “Tuvimos bastantes problemas de comunicación en los datos, y algunas advertencias por sobrecarga en las computadoras, pero nosotros seguimos adelante”, dijo.

“Cada vez la misión se hacía tensa en el control, escuché cuando el motor de Contacto se paró, en ese momento sabía que estábamos en el suelo”.

En el momento hubo una transmisión de radio por parte de Neil: “Houston Base Tranquila, El águila ha aterrizado”. Desde su hogar en New Braunfels Texas, Duke dijo que “literalmente se mantenían sin aliento” sosteniendo la respiración.

El 16 de abril de 1972 Duke había estado en la Luna, durante 71 horas y 14 minutos, tiempo que utilizó para recolectar piedras y rocas, que más tarde servirían para las respectivas investigaciones.

Después de caminar por la Luna, Duke no contaba con que tendría un encuentro personal con Cristo, quien le llevaría a caminar con él para siempre, a pesar que estaba tan cerca de Dios en el espacio, Duke nunca imaginó que no necesariamente se necesita estar más allá de nuestra atmosfera para conocer a Dios, pues más tarde Jesús le haría un llamado a su corazón en tierra firme.

“Caminé en la Luna por tres días” dijo, “Pero caminar con Jesús es para siempre”, sentenciaba Duke desde su hogar.

Duke explicó que tenía una imagen de la Luna, pero cuando estuvo en ella le pareció increíblemente hermosa, y brillante por los reflejos del Sol.

También dijo algo sorprendente: “Ahora que soy un creyente, en mi mente puedo ver con la vista y proclamar cómo el salmista, Los cielos cuentan la gloria de Dios, el cielo proclama la obra de sus manos”.

¿Cómo conoció a Cristo Charles Duke?

Más tarde, Duke atravesaría varios problemas matrimoniales, llegando inclusive a pensar en el divorcio. En un momento en el que su matrimonio se caía en pedazos, Duke comenzó a pedir una luz en su vida y dijo: “Estábamos a punto de realizar el divorcio, a mis 33 años de edad. Tenía dos hijos. Las cosas estaban muy desesperantes en nuestro hogar”.

Sin embargo en medio de la desesperación, Charlie y su esposa Dottie -quien padecía de depresión-, llegó a pensar en el suicidio, asistieron a un evento un fin de semana llamado Faith Alive, en una iglesia de La Porte en Texas.

Duke explicó: “Fue un momento emotivo para mi esposa en particular. Después de que ese fin de semana terminó, ella había intentado todo, pero entregó su vida a Jesús”.

“Inmediatamente vi que la tristeza se convirtió en alegría” dijo Duke, “Ella tenía un espíritu de perdón, de amor y un espíritu de paz”.

Pero tuvieron que pasar dos años y medio, para que Duke dejara que Jesús tomara el control completo de su hogar, pese a que Duke había crecido y asistido a una iglesia, nunca había tenido una relación personal con Dios.

“Es verdad o una gran mentira” dijo Duke, “después de ese fin de semana tomé la decisión: ¡Si tú eres mi Señor entra en mi Vida! Todo el conocimiento que estaba en mi cabeza entró en mi corazón”, dijo.

“Comencé a devorar las Escrituras, varias horas al día”, dijo emocionado. “Cuanto más leía, el Señor trajo más convicción a mi persona. En hebreos dice: La Palabra es viva y eficaz y más cortante que toda espada de dos filos. Dios me comenzó a revelar el pecado que había en mi vida”.

Fue entonces cuando Duke comenzó a experimentar el mismo cambio que había experimentado su esposa: “Dios me ha librado de la ira, la soledad, al igual que todo lo que estaba mal”, dijo.

En 34 años Duke ha visto como el Señor le abrió varias puertas, para que utilice la caminata en la Luna, para darle la gloria solamente a Él. Desde que Cristo le cambió ha estado en varios eventos importantes, testificando sobre lo que Dios ha hecho en su vida y en la vida de su familia, incluso algunos ministros reconocidos le han invitado para que testifique su experiencia, junto con varios personajes de diversas religiones.

Con una sonrisa en la cara, Duke dijo que “mucha gente quiere conocer a algún hombre que caminó en la Luna”, pero la intención de Duke es darles a conocer del personaje más perfecto que caminó en la tierra, su nombre es Cristo.

A su avanzada edad, Charles Duke no solamente caminó en la Luna y viajó por el espacio, sino que ahora espera volver a volar por el espacio, pero esta vez con un cuerpo incorruptible.

Categoria: Testimonios

Comentarios (5)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Ernesto dice:

    Cuan sorprendente son las maravillas de Dios para con los hombres, Dios no necesitaba de la distancia para tocar el corazón de Duke, sino, el tiempo exacto para que el comprendiera su Grandeza, el hombre va mas allá de lo que Dios ha establecido en la tierra, el espacio solo nos sirve para la comunicacion entre nosotros al rededor del planeta, pero no con Dios, porque El ya dejó su mensaje (La biblia) mucho mas antes de que el hombre fuera al espacio.

    El Duke viejo estaba lleno solo de conocimiento y de esos vanidosos de conocer mas, pero HOY el Duke nuevo está lleno de conocimiento para comprender LA SABIDURIA QUE VIENE DE LO ALTO hasta su corazón, su aventura en una nave a la luna fue limitada, pero HOY su nueva aventura en el Poder del Espitutu Santo de Dios no tiene fin porque hoy tiene vida eterna.

    Fue a investgar la luna y solo recogió piedras, hoy fue a Cristo y obtuvo el camino hacia la verdad en la vida eterna que Dios le dio para revelar las maravillas del Poder de Dios, todos nos gozamos por la vida nueva de Duke y su nueva aventura de ir por todo el mundo y hablar de las maravillas que hay en la sabiduria verdadera,
    Dios lo ha bendecido y hoy camina prospero y en victoria… Felicidades Charles Duke

  2. Norma dice:

    Estoy muy de acuerdo a lo que dice CHARLES DUKE, es mejor caminar en la tierra con JESUS que en la luna sin El.

  3. Marco dice:

    ES MARAVILLOSO SABER QUE DIOS MUEVE LOS CORAZONES DE LAS PERSONAS, Y ESTE ES UN MARAVILLOSO TESTIMONIO PARA PERSONAS QUE SE AFANAN EN CONOCIMIENTOS VANOS QUE NO LLEVAN A NINGUN LADO, Y QUE MI HERMANO TENIENDO TODO EL CONOCIMIENTO DE LA CIENCIA A RECONOCIDO QUE NO HAY NADA MAS GRANDE QUE EL PODER Y EL AMOR DE JEHOVA HACIA SU CREACION ASI COMO LO TUVO CON ABRAHAM,DAVID,JOSE,ETC DIOS LES BENDIGA.

  4. Gianni dice:

    Hermoso! La luna y nuestro Señor Jesus! Combinacion perfecta!

  5. Lidia Bonilla dice:

    Buen testimonio…. Solo Dios transforma e impacta las vidas… a El sea toda la Gloria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *